LATINPRESS.es © Noticias y Análisis Nacionales e Internacionales
Marbella, Andalucía, España.


España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos.
Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.


     
 

 

   

Jose Luis González
Estados Unidos

   
   
 

LatinPress. 30 / 10 / 2019. José Luís González. Estados Unidos.

   

Crónicas de Ítaca: CHILE DESPIERTA  

 

“Trabajadores de mi Patria… sigan ustedes              
sabiendo que, mucho más temprano que tarde,
de nuevo se abrirán las grandes alamedas por
donde pase el hombre libre, para construir una
sociedad mejor.”  Salvador Allende


Al parecer, la aventura de los “Chicago Boys” quienes bajo la sombra del verdugo Pinochet instauraron en Chile un régimen económico de choque llamado neoliberal, está llegando a su fin. 

Por cierto no solo ahí, también en México, Venezuela, Bolivia y otras naciones más que están de vuelta al humanismo y a la protección de los más necesitados.

En Argentina ganaron los candidatos progresistas en primera vuelta el domingo 27 de octubre, el 28 se votó  en Uruguay donde el candidato del Frente Amplio lleva ventaja. Seguramente ahí irán a segunda vuelta.

En Chile después de una dictadura que causó miles de muertos y desaparecidos, más el éxodo de los que tuvieron que partir al exilio, de imponer una Constitución a su manera para facilitar la explotación del pueblo, llegó no sin movilizaciones como las que ahora vemos, una  “democradura”, o sea, la misma dictadura disfrazada de democracia que no movió  en lo fundamental ni un ápice la Constitución pinochetista. La dictadura jamás terminó.

De la memoria histórica y de las vejaciones que se vienen dando conforme a “derecho” por décadas, sucede el  explosivo  hartazgo del pueblo chileno. De todo el pueblo chileno.

La punta de lanza de esta nueva arremetida contra el gobierno fueron como siempre,  los estudiantes. Ya habían salido en el año 2006, con el movimiento denominado la revolución de los “pingüinos”.

En 2011 los estudiantes de educación media y superior, los universitarios, vuelven a salir para defender su derecho a la educación gratuita. Ahora, ante un aumento de las tarifas del metro, los jóvenes se brincaron las puertas giratorias como acto de protesta. Los siguieron los abuelos, las amas de casa y la gente en general.

La  “piraña” que “gobierna” el país austral, hasta hace muy poco presumía que el jaguar del sur era un oasis. Imprevisible para él el terremoto social  que se venía.

En el momento que escribo  esta reflexión, 25 de Octubre, las 6 de la tarde hora de Chile, veo en la televisión nacional chilena una mega marcha que Carabineros, calculada al comienzo en medio millón. Luego corrigen y elevan la cantidad a 820.000, y vuelven a corregir para elevarla a un millón.

Lo más probable es que sea por lo menos el doble, y esto sólo en una parte de Santiago. En la marcha no hay banderas de partidos políticos, solo banderas chilenas y mapuches.  Sí, camisetas de equipos de fútbol adversarios cuyas barras se unen ahora por amor y pasión a su patria.

Desde luego que esta explosión social no es sólo  por la subida de la tarifa del metro. En principio, los comunes reciben sueldos tan  magros como los paraguayos, con  precios en bienes y servicios semejantes a los de España.

No llegan a fin de mes. ¡¡¡Se privatiza la salud, la educación, y hasta las pensiones!!! Si pudieran, estos cínicos gobernantes y sus socios privatizarían hasta el alma de los chilenos.

¡¡¡Ya basta!!! Salió  a decir el pueblo. Se padece hambre y muchos mueren, entre ellos adultos mayores, por falta de atención médica.

El sueldo y sus menguadas pensiones no les alcanzan para bien alimentarse, ni tampoco para adquirir medicinas que están muy fuera de su alcance. 

Mientras esto sucede los diputados y senadores tienen sueldos altísimos. ¿Será por eso que se alinean al mandato del amo?

Sin tomar en cuenta los bajos sueldos, el desempleo, la discriminación de muchos jóvenes quienes no tienen acceso a la educación, aumentan la tarifa de la luz, la gasolina, los cobros en los peajes de carreteras privadas, aderezado todo esto con la corrupción en Carabineros y las Fuerzas Armadas, sabemos que el 10% de la venta del cobre va directamente al ejército sin supervisión del Congreso.

Este dinero, junto con las rebajas a los altos salarios de congresistas y secretarios de estado, debería dirigirse a los viejos y a los estudiantes.

Las propuestas del pueblo:

Que se rebajen los sueldos  de quienes gobiernan. Asamblea nacional constituyente. Abajo la constitución pinochetista. Estatización de los servicios públicos  (agua, luz, y transporte), nacionalización de los recursos (cobre, litio el mar), democracia directa a través de plebiscitos vinculantes, penalización de la corrupción pública y privada. Reivindicación de los pueblos indígenas.

El conocido socialista Insulza ha dicho en entrevista en televisión que  “ellos no cambiarán el modelo económico”.  Se refiere a los tecnócratas neoliberales, ¡por supuesto! Sin embargo el pueblo organizado sí podría hacerlo, pues la verdadera raíz del problema es el modelo económico.

¿Pero puede un movimiento sin cabeza y sin partido llegar a la consciencia necesaria para darle un vuelco a la historia de Chile?  ¿Logrará este movimiento llevar a cabo el sueño de Salvador Allende?

¿Acaso conocen el sueño del Presidente mártir? 


La opinión del autor no coincide necesariamente con la de Latinpress.es Colaboración especial para LatinPress®.

   
 
 




 
© Latinpress, Boletín semanal, Noticias en España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos. Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.

Aviso Legal · Política de Privacidad · Política de Cookies