LATINPRESS.es © Noticias y Análisis Nacionales e Internacionales
Marbella, Andalucía, España.


España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos.
Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.


     
 

 

   

Jose Luis González
Estados Unidos

   
   
 

LatinPress. 12 /3 / 2017. José Luís González. Estados Unidos.

   

Crónicas de Itaca: Ecuador, la revolución ciudadana.  

 

Por solo sesenta mil votos no pasó a ocupar la presidencia de Ecuador, el candidato de Alianza País, Lenín Moreno en la primera vuelta. Obtuvo un millón de votos más que su competidor más cercano, el banquero Guillermo Lasso, pero le faltó  un palmo de nariz, medio punto, para llegar al 40 % de los votos.

El dos de Abril se llevará a cabo la segunda vuelta, con expectativas promisorias para el movimiento ciudadano.

El efecto dominó que se ha venido dando en Sudamérica contra regímenes progresistas, (Bolivia, intentó de dividir al país en 2008),  con la baja causada por  tres  golpes de estado “parlamentarios”, en Honduras (2009), Paraguay y Brasil, y la perdida para el peronismo de izquierda del gobierno en Argentina por la vía electoral, faltándole tan solo el dos por  ciento; este efecto llamado efecto dominó,  se detuvo en Nicaragua donde el comandante Daniel Ortega y su esposa, reafirmaron el ciclo progresista, al igual que en el Salvador donde hay un gobierno de izquierda y al parecer otra bandera seguirá en pie, la de la revolución ciudadana del partido del presidente  Rafael Correa, en la cintura de América; en México todo apunta que Morena   el partido del legendario Andrés Manuel tomará el gobierno en el 2018.

El joven economista que ganó una década para el país meridional, y que no obstante después del terremoto devastador  mantuvo en pie al país, ha dejado buenos dividendos en inversión social, es decir en salud, educación, seguridad, desarrollo de infraestructuras viales, mejor distribución del ingreso, reducción de la pobreza y pobreza extrema, dos millones de pobres salieron del pantano, que ha destacado al país en foros internacionales, ha hecho una reestructuración de los recursos energéticos, como Evo en Bolivia, con todos estos haberes ¿quién duda que el partido del presidente Rafael Correa ganará en segunda vuelta?

No obstante esta primera apreciación, Alianza País tendrá  que obtener por lo menos 11 puntos más, del casi 40% que obtuvo, para poder levantarse con el triunfo.  

Como es obvio, numéricamente hablando el 60% de la primera vuelta estuvo en la oposición, la mayoría de sus líderes dicen que votarán por Lasso, la pregunta es, ¿sus seguidores harán lo mismo?

Analistas afirman que no necesariamente, que el voto de la primera vuelta de la oposición, fue un voto de castigo para el gobierno de Correa, que el peso del voto que viene para el dos de abril, se cargará hacia el progresismo.

Sin embargo el uso y abuso de los medios masivos de desinformación, quienes no hacen un uso correcto de la libertad de expresión,  sino hacen abuso de una “libertad de presión” están echando todo el veneno posible al proceso.

Han publicitado con bombos y platillos la declaración del General del ejército que después de quince días de celebrarse la primera vuelta ha dicho que hubo un momento que perdió  el control del cuidado de las urnas o algo así, y si ya venía la oposición cantando el fraude esto dio pie para que aumentara la estridencia.

La “estrategia” de Lasso es gritar fraude, antes, durante y después de la primera vuelta, y lo hará  aunque Lenín gane por dos millones en la última vuelta. Desde luego el General fue despedido por Rafael Correa, por tomar parte en el proceso electoral, lo que está  prohibido a funcionarios del ejército.

La esperanza del triunfo se podría consolidar si la izquierda que no votó por el oficialismo, y que ideológicamente, en teoría, no tiene nada que ver con el banquero del Opus Dei, quien quiere volver al neoliberalismo, vote ahora por Lenín Moreno. Esa izquierda que votó en la primera vuelta por el General Paco Moncayo, ahora invita a votar por Lasso.

La marcha de la revolución ciudadana quedaría truncada si los izquierdistas, o algún movimiento indígena prometedor,  y los indecisos no toman su responsabilidad de dar continuidad al ciclo progresista en América Latina.

El papel de Alianza País en la campaña de la segunda vuelta debe ser rectificar públicamente los errores cometidos durante el mandato de Rafael Correa, a quien se le acusa desde la izquierda de autoritario y no incluyente en lo que respecta a la toma de decisiones con organizaciones sociales, de adjetivar peyorativamente a compañeros de ruta y opositores sin más.

Tal vez el hecho de que por el momento no sea Rafael Correa el candidato, lleve al triunfo a Lenín Moreno. Este deberá acercarse a los movimientos indígenas antes aliados de AP, y que no apoyaron a ese partido en la vuelta reciente, limando asperezas y dando su palabra que gobernará con ellos.

Lo trágico sería ver a organizaciones de izquierda y movimientos sociales, votar por su verdugo el banquero (léase ladrón*) el dos de abril.

Nos preguntaríamos si esto pasara, ¿qué les habrá  hecho Correa, para que actúen en contra de sí mismos?  ¿Acaso Alianza País es la izquierda de la derecha en Ecuador para ellos? y ¿los marxistas ecuatorianos que están  a punto de celebrar, el inicio de la revolución de octubre, votará por el neoliberal para reafirmarse como auténticos izquierdistas de oposición, nos referimos al Partido Comunista Marxista Leninista de Ecuador, de quienes leíamos por ahí que anunciaron su apoyo al candidato de la derecha Guillermo Lasso? La “izquierda” apoyando a la derecha.

*El 8 de Marzo de 1999 la banca ecuatoriana asaltó los ahorros del pueblo de Ecuador y Lasso  estaba de los dos lados del mostrador, puso a salvo sus dineros y compró documentos de gobierno a precios irrisorios para después cobrarlos a precios muy altos, era también accionista lo que le daba información privilegiada para poder adelantarse a los hechos. Por este golpe a la economía familiar migraron millones de ecuatorianos.

Algo similar pasó en México en los ochentas,  cuando López Portillo juró defender como un perro, según lo dijo en su informe, al peso mexicano, y terminaron desapareciendo los ahorros en dólares de los mexicanos, y devaluando el peso.

También recordemos “el corralito en Argentina”…  y en Grecia, joder al pueblo sin más, y en España…

 


Colaboración especial para LatinPress®.

   
 
 




 
© Latinpress, Boletín semanal, Noticias en España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos. Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.

Aviso Legal · Política de Privacidad · Política de Cookies