LatinPress

Semanario español de América

 

Cuba.

La política de saqueo impuesta por Estados Unidos y sus aliados de la OTAN en el Oriente Medio entró en crisis. Esta se desató inevitablemente con el alto costo de los cereales, cuyos efectos se hacen sentir con más fuerza en los países árabes donde a pesar de sus enormes recursos petroleros, la escasez de agua, las áreas desérticas y la pobreza generalizada del pueblo Lea la noticia.

 

Agencias/RIA. Hugo Chávez.

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, a través de su cuenta de Twitter, calificó de “guerra civil” la rebelión popular que tiene lugar en Libia. “¡Viva Libia y su independencia! ¡Gadafi (sic) enfrenta una guerra civil!”, expresó por primera vez ayer el mandatario venezolano en lo que respecta a las protestas que se realizan en el país del Norte de África.

Lea la noticia.

 

Discovery inicia última misión

En 11 días el transbordador más antiguo de la agencia espacial estadounidense se encargará de instalar un módulo de investigaciones e integrará a los residentes de la EEI al primer robot humanoide en viajar al espacio.

Lea la noticia.

 

Viena. Mundo Árabe.

El precio del crudo superó los 111 dólares. Inquieta sobremanera que las revueltas se extiendan a otros grandes productores como Argelia, Irán y Arabia Saudí; y añade incertidumbre el hecho de que los miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), a la que Lea la noticia

 

Muamar el Gadafi Gadafi: "Si quieren pelea, tendrán pelea"

Primera aparición del líder libio ante sus seguidores en una plaza pública desde que comenzó la revuelta.- Al menos cinco muertos durante una manifestación anti-Gadafi en Trípoli.- El régimen lanza un desesperado contraataque para someter a dos ciudades cercanas a la capital.

Lea la noticia.

 

 Cartas al director

La Crisis Latinoamericana.

Nadie puede negar que el escenario actual en A.L es más predictivo que nunca, y que el orden social deseado es inequívoco: Hugo Chávez está pensando en derribar aviones que trasporten drogas porque un informe del Departamento

Lea la noticia.

 

Editajosemedina@latinpress.es                

Editapedrofmacarrón@lantinpress.es

cartasaldirector@latinpress.es

Copyright MedinaeIbanez&PFernándezMacarrón. Editor. José Antonio Medina Ibáñez. Coeditor. Pedro Fernández Macarrón

 

 

 

Libia. Fidel Castro. La política de saqueo impuesta por Estados Unidos y sus aliados de la OTAN en el Oriente Medio entró en crisis. Esta se desató inevitablemente con el alto costo de los cereales, cuyos efectos se hacen sentir con más fuerza en los países árabes donde a pesar de sus enormes recursos petroleros, la escasez de agua, las áreas desérticas y la pobreza generalizada del pueblo contrastan con los enormes recursos derivados del petróleo que poseen los sectores privilegiados. Mientras los precios de los alimentos se triplican, las fortunas inmobiliarias y los tesoros de la minoría aristocrática se elevan a millones de millones de dólares. Van a tratar de sacarle el máximo provecho a los lamentables sucesos de Libia. Todas las cifras y versiones, hasta las más inverosímiles, han sido divulgadas por el imperio a través de los medios masivos, sembrando el caos y la desinformación. Es evidente que dentro de Libia se desarrolla una guerra civil. ¿Por qué y cómo se desató la misma? ¿Quiénes pagarán las consecuencias? La agencia Reuters, haciéndose eco del criterio de un conocido banco de Japón, el Nomura, expresó que el precio del petróleo podría sobrepasar cualquier límite: “Si Libia y Argelia suspenden la producción petrolera, los precios podrían llegar a un máximo por encima de 220 dólares por barril y la capacidad ociosa de la OPEP sería reducida a 2,1 millones de barriles por día, similar a los niveles vistos durante la guerra del Golfo y cuando los valores tocaron los 147 dólares por barril en el 2008´, aseveró el banco en una nota.” ¿Quiénes podrían pagar hoy ese precio? ¿Cuáles serían las consecuencias en medio de la crisis alimentaria? Los medios masivos del imperio han preparado el terreno para actuar. Nada tendría de extraño la intervención militar en Libia, con lo cual, además, garantizaría a Europa los casi dos millones de barriles diarios de petróleo ligero. ¿Cuál será la reacción del mundo árabe y musulmán si la sangre en ese país se derrama en abundancia con esa aventura? ¿Detendrá una intervención de la OTAN en Libia la ola revolucionaria desatada en Egipto? En Irak se derramó la sangre inocente de más de un millón de ciudadanos árabes, cuando el país fue invadido con falsos pretextos. ¡Misión cumplida! proclamó George W. Bush. Nadie en el mundo estará nunca de acuerdo con la muerte de civiles indefensos en Libia o cualquier otra parte. Y me pregunto: ¿aplicarán Estados Unidos y la OTAN ese principio a los civiles indefensos que los aviones sin piloto yankis y los soldados de esa organización matan todos los días en Afganistán y Pakistán?

 

Viena. Mundo Árabe. El precio del crudo superó los 111 dólares. Inquieta sobremanera que las revueltas se extiendan a otros grandes productores como Argelia, Irán y Arabia Saudí; y añade incertidumbre el hecho de que los miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), a la que pertenecen los cuatro países citados, no hayan anunciado ya un aumento de la producción para compensar la posible escasez. Y es que no solo el precio del barril para entrega en este mes sube, también lo hacen los contratos a futuro, lo que significa que el mercado no cuenta con que la crisis en el mundo árabe vaya a remitir a corto plazo. En el seno de la OPEP -responsable del 45% de la producción mundial de crudo y propietaria del más del 70% de las reservas-, hay un debate abierto sobre la necesidad de aumentar la extracción para compensar la falta de crudo libio. Irán y Venezuela se oponen tajantemente, mientras que Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudí no descartan la medida. La lucha, como siempre, está entre los halcones antiamericanos, como se conoce a los dos primeros, y las palomas del Golfo, mote para los segundos. En Riad se reunieron ayer los 12 países de la OPEP y 28 países consumidores de petróleo, entre ellos los de la UE, China, India y Brasil; aunque no hubo un pacto sobre precios, transcendió que el reino saudí, la mayor potencia petrolera del mundo, está a favor de estabilizar el coste del barril entre los 70 y 80 dólares. La próxima reunión de la OPEP para analizar las cuotas de producción está prevista para junio en la sede de Viena y, de momento, tanto venezolanos como iraníes se resisten a convocar una sesión extraordinaria. Teherán insiste en que el flujo de crudo libio no se ha interrumpido, prueba de ello es que ayer un buque-tanque cargó 600.000 barriles en dos puertos libios, los de Zawia y Es Tsahalis, según informó a la organización el armador griego propietario del navío. Pero el mercado cree que este barco puede ser el último, ya que las informaciones tanto de la agencia Reuters como de medios árabes afirman que las autoridades del país ya han dicho que por fuerza mayor no podrán cumplir con los contratos de envío suscritos. Analistas del banco Nomura de Japón, que como país muy dependiente del crudo sigue el mercado con lupa, publicaron ayer un informe en el que advierten que si hay una interrupción de las ventas de Libia y Argelia, el precio del barril superará los 200 dólares. El cálculo es catastrofista pero no descabellado, sobre todo teniendo en cuenta que la mayoría de los analistas creen que el crudo se mantendrá entre los 105 y 110 dólares por barril durante varias semanas. Jose María Botelho, ministro de Energía de Angola -cuarto mayor productor africano detrás de Nigeria, Argelia y Libia-, declaró ayer que la crisis libia añade unos 10 dólares a la cotización en los mercados de Londres y Nueva York. Mientras crece la especulación acerca de quién será el próximo país de la OPEP en ser arrollado por la ola de cambio en el mundo islámico, todas las miradas se dirigen hacia Arabia Saudí, el país que tiene la llave de la espita del crudo mundial. Riad puede compensar rápidamente cualquier amenaza de desabastecimiento y sus socios del golfo Pérsico, Kuwait y Emiratos Árabes, también. Sin embargo, los conatos de protesta que ya ha vivido el reino y la convocada para el 11 de marzo, añadidos al hecho de que el rey regresó al país con un paquete de generosos estímulos económicos para mitigar el descontento popular, alientan la idea de que la dinastía de los Saud no las tiene todas consigo para mantenerse en el poder tan cómodamente como desde la fundación del reino en 1932.

 

Agencias/RIA. Hugo Chávez. El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, a través de su cuenta de Twitter, calificó de “guerra civil” la rebelión popular que tiene lugar en Libia. “¡Viva Libia y su independencia! ¡Gadafi (sic) enfrenta una guerra civil!”, expresó por primera vez ayer el mandatario venezolano en lo que respecta a las protestas que se realizan en el país del Norte de África. El mensaje apareció en Twitter tras la interpelación del ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, Nicolás Maduro, en la Asamblea Nacional, en la que acusó a EEUU y sus aliados de fomentar la rebelión popular contra el líder del país árabe, Muamar Gadafi. “[EEUU] está(n) creando condiciones... para justificar una invasión a Libia, y el objetivo central de una invasión a Libia... es el mismo objetivo, que tuvo... George W. Bush, el petróleo, tomar el petróleo”. El portavoz del Departamento de Estado, Philip Crowley, aseguró que EEUU no tiene implicación alguna en lo que sucede en Oriente Medio y en África del Norte. Una diputada de Bahrein sostuvo que las protestas en los países árabes, por las ya cayeron los regímenes en Túnez y Egipto, son una etapa de realización del plan estratégico de EEUU conocido como Nuevo Oriente Próximo, declaró Samira Rajab, quien denunció que la financiación de EEUU planea debilitar a los países árabes, crear allí un ambiente de constante tensión, "con el fin de tener pretexto siempre para inmiscuirse”. Según la prensa rusa, los servicios de inteligencia norteamericanos ya han informado a Washington que el régimen libio tiene apoyo popular. Por otra parte, Libia desenmascaró una acción montada en las grandes ciudades por los medios de comunicación. Asur Shamis, activista de la oposición Libia en Londres y reclutado por la inteligencia británica (MI6) y americano (CIA) dio información difundida por la embajada de EE.UU. en el Reino Unido y aceptado, difundir y restringir el uso de imágenes de las protestas en Bahrein y Yemen como si se llevaran a cabo en Trípoli y Benghazi.

 

Ola de cambio en el mundo islámico - Revuelta popular en Libia

Gadafi: "Si quieren pelea, tendrán pelea"

Muamar el Gadafi ha escenificado hoy una muestra de fuerza al aparecer en la plaza Verde de Trípoli y ofrecer un discurso a una multitud de seguidores, a la que ha llamado "a defender Libia y sus intereses petroleros". "Triunfaré sobre los enemigos", ha asegurado Gadafi en la primera aparición pública ante seguidores desde que comenzó la revuelta -el tercer discurso esta semana-, transmitida en vivo por la televisión estatal y con la que pretende mostrar al mundo que aún cuenta con respaldo en el último reducto donde mantiene todo el poder, tras haber perdido terreno en el oeste y algunas zonas del este del país. El discurso de Gadafi se ha producido mientras en algunos distritos de la capital libia se han registrado hoy enfrentamientos entre manifestantes opositores y las fuerzas de seguridad que han dejado al menos cinco muertos, según testigos.

El tirano dice que los opositores son jóvenes que toman alucinógenos

Ciudadanos del este reciben con gritos de "carnicero" el discurso de Gadafi

"Vamos a responder a todo extranjero, como hemos hecho antes en el pasado", ha dicho Gadafi. "Esta es la fuerza del pueblo libio...Si quieren pelea, tendrán pelea", ha agregado Gadafi desde la plaza Verde, en el centro de Trípoli. Miles de personas, portando pancartas y banderas de la Libia de Gadafi, alentaban al líder con gritos de apoyo. En un discurso incendiario, el líder libio ha dicho que está dispuesto a dar armas a sus seguidores para aplacar la revuelta: "Con el pueblo armado, podemos derrotar todas las agresiones. Cuando sea necesario, abriremos todos los depósitos de armas al pueblo de Libia. Libia se convertirá en una llamarada roja", ha dicho.

Gadafi ha decidido refugiarse en Trípoli por lo que policías y soldados en gran número han bloqueado los accesos entre el aeropuerto militar de Mitiga y la capital y están haciendo requisas a los coches, según han contado testigos a Reuters. Otros pobladores hablan de que algunas áreas de la capital libia están bajo control de los opositores. Pero "otras áreas, principalmente las que rodean la zona de Bab al Azizia están bajo el control de los partidarios de Gadafi y de sus fuerzas de seguridad", ha dicho un residente de esta zona, que manifiesta que es "muy peligroso salir de Trípoli".

La policía ha disparado hoy contra una manifestación antigubernamental en el distrito de Janzour, en el oeste de Trípoli, causando la muerte a al menos cinco personas, según dijeron testigos a la agencia Reuters. Mientras en el distrito de Fashlum, en el este de la capital libia, las fuerzas de seguridad han realizado disparos al aire al tiempo que opositores gritaban lemas contra el líder Muamar el Gadafi. La situación en Trípoli es "crítica" según ha informado a través de Twitter el Movimiento Juvenil Libio.En la capital, informa ese grupo opositor, se están registrando "disparos, lanzamiento de gases lacrimógenos y arrestos" y que la gente está fuera de sus casas en unas protestas en las que también están participando mujeres. Según testigos consultados por EL PAÍS en Trípoli, las fuerzas de Gadafi "tiran a matar".

Hoy es día de oración en Libia y las fuerzas de seguridad han sido desplegadas en torno a las mezquitas de Trípoli para reprimir las protestas. La cadena Al Yazira también informa de "intensos tiroteos" en el barrio de Yumhuría y en un sector de la capital donde se instala los viernes un mercado popular.

En las últimas 24 horas, la violencia se ha apoderado de las afueras de Trípoli, pero esta mañana ha llegado a distritos de la ciudad. Testigos cuentan que cerca de la mezquita de Slatnah, en Janzour, cantaban lemas como "con nuestras almas, con nuestra sangre protegeremos Bengasi".

Gadafi pierde el control de varias partes del país

Las fuerzas de seguridad libias han tratado de recuperar el control del poblado de Zauiya, a unos 50 kilómetros al oeste de la capital, pero han sido repelidos por opositores al Gobierno, según los testigos. Esta ciudad estratégica, sede de una terminal petrolera en la autopista principal hacia Trípoli, se ha convertido en el centro de enfrentamientos entre fuerzas leales a Gadafi y civiles -algunos de ellos armados- que quieren la caída del líder libio tras 41 años en el poder.

Zauiya recibió ayer un duro castigo por su rebelión. Fuerzas especiales de Gadafi y los mercenarios africanos del casco amarillo -ya célebres entre los libios por su crueldad- atacaron sin piedad a los habitantes de Zauiya, último punto en el mapa antes de llegar a Trípoli, donde se esconde Gadafi. Algunos testigos hablaban de que los matones dispararon con ametralladoras pesadas y lanzaron granadas. Los ataques dejaron 100 muertos, según el canal de televisión catarí Al Yazira.

Gadafi, como ha reconocido su hijo, ha perdido el control del este, una vez esfumados, detenidos o muertos los soldados y mercenarios que sembraron el terror durante días. Los leales al tirano contraatacaron ayer en una ciudad del oeste cercana a la frontera con Túnez, y en Musratha, ciudad a un centenar de kilómetros al este de Trípoli que a última hora del jueves Reuters aseguraba que había caído del lado de los rebeldes. La del Gobierno "es una acción desesperada", comentaban algunos rebeldes en Libia oriental, una zona liberada ya de la presencia del régimen. Pero Gadafi -también los dictadores tunecino y egipcio se aferraban al poder antes de su fuga o dimisión- parece dispuesto a no rendirse y acumula tropas y congrega a sus matones en la capital.

Los enfrentamientos armados en el occidente del país entre los recién constituidos consejos populares y las fuerzas del coronel sirvieron ayer de preludio para lo que se aventura como el episodio final del dictador: la batalla de Trípoli. El enfrentamiento decisivo puede comenzar hoy mismo, viernes, el día santo del Islam, la jornada en la que invariablemente la oposición egipcia golpeó con más fuerza al régimen de Hosni Mubarak. Las protestas en la capital libia a partir de esta mañana ya se han anunciado.

Los 200 kilómetros de carretera que conducen hasta Trípoli desde la frontera con Túnez siguen controlados por soldados y brigadas especiales del Gobierno libio, según los testimonios de los refugiados que salen del país por el paso fronterizo de Ras el Ajdir. Sin embargo, varios pueblos y ciudades -entre ellas, Zuara, Sabratah y Zauiya- continúan desde el miércoles tomadas por los ciudadanos.

Un dictador encerrado en sí mismo

El dictador, cada vez más encerrado en sí mismo y en su verborrea, hizo ayer otra declaración por teléfono en la televisión pública, la tercera desde que empezaron las protestas el 15 de febrero. Gadafi abandonó el gesto duro que había protagonizado su discurso del miércoles y lo sustituyó por uno paternalista, más conciliador, pero que rozó lo demencial. "Son jóvenes de 17 años a los que les dan píldoras alucinógenas con las bebidas, la leche, o el Nescafé", dijo el gobernante libio refiriéndose a los ciudadanos que protagonizan la revuelta. Gadafi llamó "hijos de Libia" a los muertos que está dejando la revolución, aseguró que Bin Laden estaba detrás de la revuelta y pidió calma. Así despachó la semana en la que su país se ha levantado contra su tiranía. "Quien rinda las armas y muestre arrepentimiento no será perseguido legalmente. Los comités de la revolución [uno de los baluartes del régimen] llaman a cooperar a los ciudadanos y que informen sobre aquellos que han dirigido a los jóvenes o les han dado dinero, equipos, o los han intoxicado con píldoras alucinógenas", clamó Gadafi, quien todavía habla como si los alzados fueran un grupo que obedece consignas de turbias manos negras. El sátrapa negó que fuera posible ver en Libia lo que se ha visto en Túnez y Egipto, y apeló a su coletilla habitual de que "el poder está en manos del pueblo". "Bin Laden, ese es el enemigo que está manipulando a la gente".

En Shahat, en el este de Libia, los ciudadanos recibieron sus palabras con indignación y gritos de "carnicero" y "asesino". Muchos de los rebeldes libios que controlan el este del país protestaban contra lo que consideran una intoxicación para confundir a los países occidentales y especialmente a Estados Unidos. "Nosotros no somos terroristas, somos hombres que queremos libertad y una vida digna", señalaba Moafer, un ingeniero eléctrico de 24 años de Darna.

En la radio local, un grupo de hombres y algunas mujeres emiten cada día los avances de los revolucionarios en la zona. "Hasta hace unos días todo estaba bajo el control del Estado, no podíamos hablar de democracia, ni de nada que no fuera la vieja revolución de Gadafi y de él mismo. ¿Y ahora dice que somos de Al Qaeda? Míranos, ¿parecemos terroristas?", interpelaba el hombre.

El avance de los rebeldes

El creciente asedio a Gadafi, no obstante, no se ha completado todavía. Según varios medios, en Sirte, ciudad natal del dictador, el Gobierno mantiene el control. Pero las cruciales instalaciones petroleras de Ras Lanuf y Marsa el Brega, en las cercanías de Bengasi, ya están en manos rebeldes. En cualquier caso, el negocio del crudo ha comenzado a resentirse del efecto de los enfrentamientos: la extracción en el país magrebí ha descendido a menos de la mitad de los 1,6 millones de barriles diarios que bombeaba antes de la crisis, según cálculos de analistas del Barclays Capital o Goldman Sachs.

Las noticias que llegan desde Trípoli hasta la frontera siguen siendo confusas, pero todas apuntan a la creciente soledad de Gadafi, recluido en palacio. Un tunecino que llegó a Ras el Ajdir relató así la situación que se vivía en la capital: "Hay tiroteos y muchos muertos en las calles. Gadafi ya no tiene soldados. Los únicos que están con él son los mercenarios africanos y sus brigadas". La bandera verde del régimen de Gadafi ondea ya solo en los lugares que sus tropas controlan, y el conflicto parece haber asumido ya irremediablemente un cariz tribal, con lealtades basadas en la procedencia regional y lazos de sangre (por ejemplo, a Gadafi le apoyan principalmente los miembros de los clanes Gadafa y Magarha, mientras que le da la espalda el resto del país, una heterodoxa mezcla social dentro de la que destaca la tribu Warfallah). Allá donde los rebeldes han conseguido hacerse con el poder, la antigua enseña tricolor -ornada con la media luna y la estrella- ondea al viento. El rojo, el verde y el negro son el emblema predominante en el este, casi completamente controlado por los rebeldes, a pesar de que en la región permanecen simpatizantes del régimen y la alerta no disminuye en los puestos de control de carretera.

Algunos bancos de Tobruk abrieron ayer después de que durante la madrugada llegara dinero desde Bengasi, ciudad totalmente en poder de los alzados. "Aunque no se puedan pagar los salarios, vamos a intentar asegurar unos 200 dinares por persona para que la gente pueda seguir comprando comida", explicaba Mohamed Saleh, uno de los líderes del comité ciudadano que controla Tobruk. Pero incluso en las zonas rebeldes, donde se intenta mantener cierto orden, sigue habiendo "elementos incontrolados", explicaba Saleh.

Tal como sucedió en Túnez durante el alzamiento, en enero, contra el dictador Zine el Abidine Ben Ali, estos comités de ciudadanos improvisan para tratar de organizar la vida cotidiana en las ciudades, aunque su principal cometido es garantizar un mínimo de seguridad en las calles.

Preocupación internacional

En el resto del mundo crece la preocupación por la deriva del conflicto. A nadie le interesa que el país termine enredándose en una cruenta guerra civil. Obama llamó ayer a Sarkozy y Cameron para analizar una actuación conjunta y "posibles medidas multilaterales". Especialmente preocupada está la UE. Bruselas vivió una jornada de compás de espera en la que Hungría, como presidencia de turno, reveló que para evitar un hipotético éxodo de refugiados hacia Europa, la UE potenciará todos los medios para atender a quienes huyen a través de las fronteras con Túnez y Egipto. Para empezar, la UE habilitará centros de acogida de refugiados.

Mientras tanto, la última ocurrencia de la familia Gadafi, en este caso del hijo del tirano Saif el Islam, fue invitar a los medios de comunicación a una especie de tour, no se sabe si en avión o por tierra, para que vean por sí mismos que todas las imágenes que están llegando del conflicto son falsas. "Que vengan, que vengan y vean que aquí no está pasando nada", dijo negando lo evidente. Este periódico habló ayer por teléfono con un libio que se identificó como periodista y que aseguró que el Gobierno está elaborando una lista de medios para dejarles entrar en el país.

Pero el aparente aperturismo de Saif al Islam casa mal con las interferencias que padecen los satélites de la compañía Thuraya, que ayer aseguró que emprenderá acciones legales contra Libia por impedir la prestación del servicio.

 

El Discovery, la nave que comenzará con el fin del programa de transbordadores de la NASA, despegó con éxito el jueves desde el centro espacial Kennedy en Florida rumbo a la Estación Espacial Internacional (EEI).

En 11 días el transbordador más antiguo de la agencia espacial estadounidense se encargará de instalar el módulo permanente multipropósito de investigaciones Leonardo que acompañará a "sus hermanos" Donatelo y Rafaelo, en los que los residentes de la EEI realizarán múltiples experimentos que ayudarán a comprender más acerca del espacio y la ingravidez.

En su misión 39, el Discovery también lleva al primer robot humanoide, el Robonaut 2 o R-2 que ya empezó a narrar su viaje espacial a través de su cuenta de Twitter @AstroRobonaut .

"Despegamos ¡allá voy! un pequeño paso para un robot pero un gran paso para los de mi especie", publicó luego de que la nave veterana de la NASA saliera a órbita.

El comandante Steve Lindsey, el piloto Eric Boe y los especialistas Alvin Drew, Steve Bowen, Michael Barratt y Nicole Stott componen la tripulación de esta misión.

Distintas emociones se sintieron durante la cuenta regresiva y el exitoso lanzamiento de la nave. El director de lanzamiento Mike Leinbach dijo a la agencia AP que sería ''duro'' ver al Discovery despegar por última vez, y aún más duro cuando regrese el 7 de marzo.

Miles de personas alrededor del mundo seguimos el lanzamiento a través del canal de la NASA en internet, mientras la nave se levantaba de su plataforma junto al mar y subía en el despejado cielo azul, dejando a su paso una estela blanca del combustible consumido.

Hubo unos cuantos minutos de tensión antes del lanzamiento cuando surgió inesperadamente un problema en una computadora de la Fuerza Aérea. El asunto fue resuelto y el Discovery partió aproximadamente tres minutos tarde, cuando le quedaban unos segundos para hacerlo.

Además al salir de la Tierra un pedazo de espuma del tanque de gasolina externo se desprendió, pero no implicó mayor riesgo. Este viernes la misión de seis astronautas se encargaran de revisar las condiciones de la nave con ayuda de un brazo robótico.

Se tiene previsto que el sábado 26 la nave se acople a la EEI. El lunes 27 será la primera caminata espacial y la segunda el 29 de febrero.  

La misión STS-133 será el viaje número 39 del Discovery, que desde que inició su aventura espacial en 1984 ha recorrido más de 230 millones de kilómetros, rodeado la Tierra 5.628 veces y en total ha estado en órbita 352 días, casi un año entero.

Con este viaje, la NASA comienza la operación de retirada de sus transbordadores a la que seguirá el Endeavour, cuyo último vuelo está previsto para el 19 de abril, y el Atlantis el 28 de junio.

Tras la retirada de los transbordadores, la NASA utilizará las naves rusas "Soyuz" y "Progreso" para abastecer la EEI y espera aliarse con el sector privado para que desarrolle la nave del futuro.

Eso permitirá a la agencia espacial estadounidense centrarse en sus próximos proyectos, enviar vuelos tripulados más allá de la órbita terrestre baja (OTB o LEO, por Low Earth Orbit, en inglés), posiblemente un asteroide para 2015 y Marte en 2030.

La Crisis Latinoamericana.

Nadie puede negar que el escenario actual en A.L es más predictivo que nunca, y que el orden social deseado es inequívoco: Hugo Chávez está pensando en derribar aviones que trasporten drogas porque un informe del Departamento de Estado estadounidense dice que Venezuela, Bolivia y Birmania no han declarado "de manera demostrable" su respeto por los acuerdos internacionales contra las drogas. Por otro lado, Chávez ha aprovechado su gira por Libia, Argelia, Siria, Irán, Rusia y Bielorrusia para extender su revolución, recuperar su prestigio, promover lazos militares y potenciar la industria nuclear y energética pacifica. No son meras idealizaciones, es la apuesta hacia el desarrollo y protección de la región: La ONU y la OEA aíslan el gobierno de facto de Honduras, Brasil expande su economía un 1,9%. Y, aunque en Argentina se ha incrementado el desempleo a un 8,8%, en Chile al 10,7%, en Colombia al 12,6% y en México al 6,12% en 2008, la región ha sabido reaccionar; Brasil ha creado más de 500 mil puestos de trabajo en 2008, México ha inyectado 390US$ millones en empleo temporal para crear 250.000 trabajos, Ecuador ha dado créditos para crear empresas y Argentina creó un plan por 3800US$ millones para las empresas y 32US$ mil millones para obras públicas.  Hoy, más que nunca, el sistema político y económico latinoamericano sabe que la coordinación y  la organización brinda un liderazgo desconocido hasta el siglo XXI.