LATINPRESS.es © Noticias y Análisis Nacionales e Internacionales
Marbella, Andalucía, España.


España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos.
Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.


     
OPINIÓN
 
LatinPress®. 16 / 7 / 2017. España. Andrés Cuevas González.

Si hay que estar se está, pero estar por estar, no.

   

Si tuviera que interpretar las palabras de Alberto Garzón al pie de la letra durante su intervención en la clausura del Congreso del PCA, seguramente sería uno de los excluidos de IU, no por mi renuncia a la militancia, más bien por no compartirlas.

Pero no, no voy a excluirme, simplemente porque IU aún no ha cumplido ni de lejos el origen de su fundación, a la que modestamente ayude a construir.

Decíamos por aquél entonces, que uno de los objetivos de IU sería conformar la fuerza política social capaz de cambiar la realidad, en el marco de un proyecto alternativo al capitalismo, capaz de construir una sociedad eminentemente democrática y socialista, donde el actor protagonista sea el pueblo, añadiendo que solo así, podríamos hacer posible lo que hoy nos dicen es imposible, esto último fue un añadido personal y que no recuerdo si al final fue aceptado.

Durante mucho tiempo, he oído continuamente ese "rum rum", de la superación de IU, como sujeto político, para ampliar alianzas que sumen fuerzas en la derrota del capitalismo, si, porque también habíamos definido a IU como una fuerza anticapitalista, entre otras cosas.

Pero en mi modesta opinión, difícilmente podremos superar algo sin que los objetivos, al menos mínimamente hayan sido conseguidos, y sinceramente creo que eso es lo que ha sucedido.

Y no porque no lo hayamos intentado, sin miedo a caer en la petulancia, IU ha sido la formación política, movimiento político y social o como queramos definirlo, que más propuestas ha puesto sobre la mesa para revertir la actual situación y las que precedieron a esta.

Es verdad que sin conseguirlo, de tal manera que tuvimos de conformarnos, porque así lo decidió el protagónico pueblo, en ayudar a mejorar en algo las condiciones de vida y democráticas de las personas, algo hicimos mal, algo hacemos mal, quizás porque en más de una ocasión nos "despistamos" de nuestro difícil objetivo, y es que a lo mejor no hemos sido capaces de explicar con nitidez, la diferencia entre una izquierda re-reformista, de esa izquierda que usa la vía de las reformas con objetivos revolucionarios tal como lo definió Julio Anguita en la defensa de las propuestas que le hizo a Felipe González para apoyar su investidura. Propuestas que el dirigente del PSOE rechazó.

Los gobiernos de esta etapa democrática, han engañado a la ciudadanía, de una forma u otra han dirigido toda su acción sobre el eje de favorecer la acumulación capitalista y todo ello bajo la excusa de que no es acumulación capitalista sino fomento de la economía nacional, y la pregunta que siempre nos hicimos en IU, por ser anticapitalistas, porque en una sociedad fundada sobre la posesión individual de los medios de producción y estratégicos ¿qué es la riqueza nacional sino la suma de capitales, esto es, la suma de los valores en función productiva?, o es que impulsar la concentración de capitales ¿no es impulsar el capitalismo hasta su plenitud?.

No podemos olvidar que IU fue posible porque una parte importante de la base social de la izquierda contestaba las políticas sociales y económicas, entre otras cuestiones, desarrolladas por el PSOE, porque los análisis y los programas de los partidos de izquierdas que confluían en IU eran altamente coincidentes.

Por tanto nadie podrá poner en cuestión la voluntad de IU en ser impulsora de confluir en el momento político actual, donde las políticas económicas, de libertades públicas, de retroceso de derechos conforman el programa del actual Gobierno del Partido Popular y es esa base social de la izquierda la que continuamente es contestada con fuerza desde la base social de la izquierda.

Ahora bien, bajo mi punto de vista, esta confluencia ha de producirse desde el pluralismo de cooperación y desde la defensa de una estrategia nítida, que revierta la actual situación en beneficio de la mayoría social, intentar construir cualquier proyecto sobre la base de lo hegemónico, sería un error de bulto, que llevaría al desencanto a esa base social que aún mantiene la esperanza de que más pronto que tarde sería posible un gobierno para la mayoría, recuperando aquello que decíamos "otras políticas son posibles".

IU hace falta y sobran razones para ello, no es una cuestión de "patriotismo de siglas, ni mucho menos por retroalimentación del pasado, aunque a veces volver a los orígenes, no es retroceder, ni tampoco se trata de "vaciar el contenido de nuestras mochilas" para seguir reinventando no sé qué cosas. Suelo decir que en política como casi todo en la vida, está casi todo inventado.

IU hace falta y sobran razones para ello, pero también es cierto que si aspiramos a una mayoría para gobernar, para recuperar la esperanza y poner en práctica políticas de solidaridad social y saneamiento de la democracia frente a las políticas ultraliberales y la falta de vigor democrático en la sociedad y en las instituciones, IU no es suficiente, para construir la "causa común" de las izquierdas, hacen falta más gentes comprometidas con la izquierda, con compromisos claros, con actuaciones comunes desde el máximo respeto a los programas pero sin convertir el programa en algo absoluto y sacralizado.

A esto me refería cuando hablaba de las confluencias de cooperación, las propias confluencias no pueden ser un fin en sí mismas, tienen que ser instrumentos útiles, así podremos avanzar sin sufrir contradicciones ni romper ataduras con la base social de la izquierda.

IU no está en las confluencias, IU es parte de las confluencias, somos las confluencias con nuestra propia identidad, porque ese fue el motivo de nuestra fundación. Colaboración especial para LatinPress®.

   
 

 


 
     
 
LATINPRESS.es © Noticias y Análisis Nacionales e Internacionales. Marbella, Andalucía, España. Año 6. Marzo 2011 – Mayo 2017.

España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos. Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.

Aviso Legal · Política de Privacidad · Política de Cookies