LATINPRESS.es © Periodismo de verdad, verdad.
Marbella, España.
Año 9. Marzo 2011 – Agosto 2020.

España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos.
Bolivia. Colombia. Perú. Argentina.
Panamá.

     
 

 

   

Humberto Vacaflor
Recuerdos del Presente y Economía de Palabras. Bolivia.

   
   
 

LatinPress®. 24 / 8 / 2020. Humberto Vacaflor. Bolivia

   

Economía de palabras: La nueva política económica

 

Dice Siglo 21 que la nueva política económica para el país debe hacerse partiendo de cero, porque al descalabro dejado por el MAS hay que añadir el congelamiento impuesto por el virus chino.

El trabajo de destrucción que hizo el partido del cocalero Morales hubiera sido suficiente para dejar a economía en estado de coma, pero a ello se añadió el virus, con lo que todo quedó en punto de congelación.

La producción de gas  obliga ahora al país a rechazar pedidos de empresas brasileñas por volúmenes menores, porque Bolivia no tiene en este momento capacidad de garantizar ningún volumen de gas. El dato es de Hugo del Granado.

El candidato masista, Luis Arce Catacora, no podría aportar en nada, pues quizá crea que cuando se llega al cargo de ministro de economía de inmediato se produce un boom de las materias primas.

Ese fue el hecho que perjudicó el aprendizaje de Arce Catacora. Él podía haber entendido que ser ministro de Economía exigía que se hagan esfuerzos para prepararse para el futuro, pero por suerte para él y para desgracia del país, lo que él tuvo en 2008 fue un incremento jamás visto de los precios de los productos que exporta Bolivia.

En su lectura sobre la realidad figura, probablemente, la creencia de que cuando se llega al cargo, los precios suben y lo único que debes hacer es contabilizar los ingresos y luego, por presiones políticas, preparar los egresos, lo más irresponsables posibles. Y eso sería todo.

Pero como van ahora las cosas, un boom de los precios de las materias primas se podría esperar, quizá, con mucha suerte, dentro de quince años. Una apuesta que supone el retorno de la economía a la realidad anterior al virus chino, lo que se ve como algo totalmente improbable.

Si nadie quiere apostar ahora a que las clases escolares serán normales en 2021, menos se podría decir que la “normalidad” de la economía volverá el próximo año.

El bajón del consumo de acero se mantendrá por años, igual que el consumo de cemento y la producción de aviones Boeing. Es decir toda la cadena de producción.

En Estados Unidos se han perdido 40 millones de empleos, que quizá nunca se recuperen, lo que es una voz de alarma no solamente para ese país sino para todo el mundo. Su idea es cancelar las elecciones de noviembre pero nadie le escuchó.

En Bolivia habrá que quitar al Estado algunas responsabilidades que se la pasaron quienes creen que el Estado es imprescindible, para sus bolsillos. El problema es que esta vez no habrá esperanza de que se haga otra cosa. Ninguna esperanza.


La opinión del autor no coincide necesariamente con la de Latinpress.es. Vacaflor.obolog.com Colaboración especial para LatinPress®

   
 
 

 
© Latinpress, Boletín semanal, Noticias en España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos. Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.

Aviso Legal · Política de Privacidad · Política de Cookies