LATINPRESS.es © Periodismo de verdad, verdad.
Marbella, España.
Año 9. Marzo 2011 – Agosto 2020.

España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos.
Bolivia. Colombia. Perú. Argentina.
Panamá.

     
 

 

   

Humberto Vacaflor
Recuerdos del Presente y Economía de Palabras. Bolivia.

   
   
 

LatinPress®. 19 / 8 / 2020. Humberto Vacaflor. Bolivia

   

Recuerdos del presente: Programa de gobierno

 

El periodista Fernando del Rincón, en entrevista con Evo Morales, perdió la compostura y pregunto al cocalero: “¿Cómo puede un ignorante como usted haber sido presidente de Bolivia?”

La pregunta no tuvo respuesta pero quizá haya que pasarla a los bolivianos que hicieron posible esa iniquidad durante casi catorce años. ¿Cómo puedes haber soportado a un ignorante, amoral, en el cargo de presidente?, sería la pregunta.

Las respuestas pueden ser muy variadas, pero la realidad actual, de elecciones a dos meses de distancia, permiten observar lo que es realmente el partido del cocalero.

El programa de gobierno que ha ofrecido al país, con hechos, no con palabras, dice que se propone bloquear carreteras, secuestrar a los pasajeros, violar a las jóvenes, impedir el paso del oxígeno para los hospitales y, seguramente, prohibir exportaciones, asaltar tierras agrícolas, sobre todo en el momento de la cosecha, anular las leyes de propiedad de la tierra y hacer lo mismo con propiedades urbanas.

El programa es más grande, porque propone violar la  libertad de prensa, avasallar a los medios, incorporar comisarios, ofender al periodismo… En fin, es muy amplio el programa de gobierno.

Es probable que algunos bolivianos sean tentados por esta propuesta, pero es seguro que han de ser muy pocos, como los que se movilizaron para los bloqueos y los asaltos. Unos 10.000, quizá, en todo el país.

Los otros candidatos tengan la ventaja de que no podrían ofrecer programas de gobierno peores que los del partido del cocalero. No podrían competir, ni siquiera esforzándose.

Por eso es que los candidatos diferentes, los democráticos, no atinan a decir nada sobre sus programas de gobierno. Quizá les baste con decir que cumplirán las leyes, la constitución, que seguirán los principios de la moral. Pero eso es obvio y quizá es la causa de que no digan una sola palabra sobre sus propósitos de gobierno.

Paradójico el momento. Proponerse cumplir las leyes suena a anticuado. Además, 80% de empresarios son del sector informal.

En ese bulto hay muchos de los ilegales. Una realidad que inquieta a todos.

¿Qué hacer? ¿Seguir por el camino del mal?

Cuando la economía legal está en crisis terminal, provocada por las políticas aplicadas por el cocalero, lo coherente parecería optar por el mal.

Pero ¿qué pasa con el futuro, con la moral, con la ética, principios que fueron ignorados y pisoteados por el cocalero y sus secuaces?

Los bolivianos que asistan a las elecciones del 18 de octubre van a tener que pensar muy bien antes de llevar el voto al ánfora. Quizá les ayude pensar en sus abuelos y lo que ellos hicieron. No es mala idea.


La opinión del autor no coincide necesariamente con la de Latinpress.es. Vacaflor.obolog.com Colaboración especial para LatinPress®

   
 
 

 
© Latinpress, Boletín semanal, Noticias en España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos. Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.

Aviso Legal · Política de Privacidad · Política de Cookies