LATINPRESS.es © Periodismo de verdad, verdad.
Marbella, España.
Año 9. Marzo 2011 – Agosto 2020.


España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos.
Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.


     
 

 

   

Rafael Peralta Romero
República Dominicana

   
   
 

LatinPress®. 16 / 8 / 2020. Rafael Peralta Romero. República Dominicana

   

Voces y ecos: Restauración integral

 

Un gran acontecimiento y una gloriosa efeméride, ambos de grata significación para el pueblo dominicano, están pautados para este domingo 16.

El evento es la instalación de un Gobierno elegido el 5 de julio pasado y lo otro la conmemoración  de la Restauración de la Independencia Nacional,  una fiesta patria.

Restaurar  significa recuperar o recobrar.  Reparar, renovar o volver a poner algo en el estado o estimación que antes tenía. El sustantivo  restauración  es la acción y efecto de restaurar. El 16 de agosto de 1863 el pueblo dominicano echó un grito de guerra contra la dominación española, en pro de  restaurar nuestra independencia.

República Dominicana  proclamó su emancipación  el 27 de febrero de 1844,  pero por decisión de un “inconsulto caudillo” ese logro había sido estropeado en 1861 y el país  volvió a ser colonia del  imperio español. Este domingo se conmemora el 157 aniversario del inicio de  esa gesta memorable, la cual culminó en 1865.

El próximo domingo,  los dominicanos escalarán un significativo paso hacia la restauración de la democracia. Asumen  el presidente Luis Abinader y la vicepresidenta Raquel Peña, además de  un Congreso Nacional renovado, con amplia representación partidaria y de sectores de clase, del cual se sabe  que no será una marioneta del Poder Ejecutivo.

Abinader tiene la gran responsabilidad de restaurar  la confianza  de los dominicanos en sus líderes y gobernantes.

Por igual, restaurar la democracia,  menoscabada por un pretendido caudillo, que ensayaba para conseguir la condición de dictador e incluso, gobernar a través de un monigote que él inventara como candidato presidencial.

Compete al Gobierno que inicia el 16 de agosto restaurar, ante todo, la salud -física y mental-  del pueblo, devastada por la pandemia covid-19,  ante la cual la l gestión   que termina solo actuó para hacer negocios, contar muertos y buscar ganancia política. Hoy tenemos pocas camas e incapacidad para realizar las pruebas PCR.

Al presidente  Abinader corresponde restaurar la economía, paralizada por los estragos del coronavirus y arrasada por el despiadado saqueo de los bienes públicos infligido por los gobiernos del PLD. Ellos se van muy ricos y dejan el Estado en situación lastimera. La sociedad espera verlos responder ante fiscales dignos y  competentes.

Abinader asume el Gobierno en las peores circunstancias. El pueblo ha confiado   en él y en su partido (Partido Revolucionario Moderno) para otorgarle la responsabilidad de gobernar la República Dominicana en este momento crucial.

Lo que espera el pueblo de su Gobierno es la restauración integral de la vida dominicana. Así debe ser.

 


La opinión del autor no coincide necesariamente con la de Latinpress.es rafaelperaltar@gmail.com Colaboración especial para LatinPress®.

   
 




 
© Latinpress, Boletín semanal, Noticias en España. Venezuela. México. Costa Rica. Ecuador. R. Dominicana. Estados Unidos. Bolivia. Colombia. Perú. Argentina. Panamá.

Aviso Legal · Política de Privacidad · Política de Cookies